MAPA INTERACTIVO DEL ROMANICO EN ESPAÑA
Figura de Cristo en el dintel de Cabestany.
Imagen de Cristo del dintel de Cabestany

 

1.-INTRODUCCIÓN

La figura del maestro de Cabestany representa una de los artistas más prolíficos y mejor dotados del siglo XII. Su obra ha sido descubierta hace poco tiempo, pero el número y la calidad de sus trabajos le significan como un exponente artístico en el anonimato de artistas pertenecientes al periodo románico.

Su obra se extiende desde Navarra hasta la Toscana italiana, y se sitúa en los dos últimos tercios del siglo XII. Probablemente perteneciente como monje a la orden benedictina, su paso por el arte románico ha dejado una huella clara y definida de uno de los primeros artistas con un estilo propio, definido y singular.

2.-CARACTERÍSTICAS DE SU OBRA

" Los personajes tienen cuerpos rechonchos, manos inmensas y rostros inolvidables labrados en dos planos, llevan las frentes caídas, cejas redondeadas y salientes, ojos oblicuos y saltones, con sendos golpes de trépano en sus extremos, narices afiladas, mentón casi inexistente y orejas anchas y despegadas ".

Así describe Marcel Durliat los trazos básicos del estilo personal con los que el Maestro de Cabestany representa los personajes de sus obras. Como dice, destaca sobretodo la característica morfología de sus cabezas, con rostros angulosos y deformados, con frentes pequeñas y recubiertas con cabellos, los ojos oblicuos y con forma almendrada a cuyos glóbulos se les exagera el relieve y a los que se les incide en las pupilas y en los extremos con sendos golpes de trépano, la narices robustas, afiladas y angulosas, las orejas grandes y situadas algo elevadas, las barbas muy pobladas y rizadas aparecen bien perfiladas y dibujadas, las extremidades en general desproporcionadamente enormes y largas con respecto al cuerpo, sobretodo las manos. El escultor utiliza frecuentemente el trepanado para resaltar los volúmenes y darle fuerza a las imágenes. Todas estas características se mantienen en diferente grado de intensidad y de calidad, en todas las obras de este escultor excepcional.

Los personajes aparecen con túnicas largas o cortas, con mangas o sin ellas, y con capas sobre sus espaldas, cubriéndose en ocasiones sus cabezas con ellas o con gorros frigios, es el caso de los reyes magos del friso de la portada del Voló, repetidos en los capiteles de Galligans. Las vestimentas se pliegan y doblan de manera armoniosa y dinámica, imprimiendo movimiento y volumen, proporcionando vitalidad a las figuras. Algunos de los pliegues de los ropajes son comparables a las tallas clásicas del periodo romano, y otros son innovadores en cierto modo, como en el caso del plisado de la manta con la que se recubre el cuerpo tendido de la virgen Maria en el Voló o como en el cuerpo de uno de los personajes del capitel de Galligans. La virgen Maria cubre su cabeza en todas las ocasiones mediante un tocado que le rodea la faz, descubriendo solo el rostro. El repertorio de vestimentas de los personajes indica que debió conocer de antemano este tipo de trabajos en los que los pliegues de los ropajes son un elemento principal. Basta concluir aquí que esencialmente, su influencia primordial fue el estilo romano clásico, como se puede apreciar en algunas de sus mejores obras, como en el Dintel de Cabestany o el sarcófago de Saint Papoul.

Friso de la portalada de El Voló

Los cabellos de los protagonistas aparecen generalmente peinados con densos y espesos rizos bien dibujados, con barbas ásperas y también rizadas.

A todo ello hay que añadirle una plasmación particular del conjunto de las escenas, reflejadas de manera que las composiciones aparecen densamente invadidas por figuras que se mezclan e interactúan entre sí ocupando todos los espacios posibles del cuadro, a veces jugando con dobles planos, como en el caso del sarcófago de Saint-Papoul o también aprovechando las caras laterales de los capiteles para dar fuerza y movimiento a las escenas, como en el caso del capitel de la asunción de la virgen en Rieux-Minervois, en la que los ángeles participan en la escena principal de la cara frontal desde las laterales.

3.-MARCO GEOGRÁFICO

Mapa esquemático de la situación de los elementos pertenecientes al Maestro de Cabestany. En amarillo los lugares con elementos in-situ En azul, los museos.

La obra que hoy se atribuye al Maestro de Cabestany queda repartida entre varios lugares de la Europa meridional, concretamente en la zona del Aude francés, el Pirineo oriental catalán a uno y otro lado de la cordillera, en la Toscana italiana y en Navarra. Se han mencionado estas cuatro grandes zonas ordenadas según el número de trabajos realizados, es decir, que la mayor concentración de obras se encuentra entre la zona Narbonesa y la ciudad de Girona en Cataluña.

En la zona franco-catalana encontramos todo tipo de trabajos, y generalmente se atribuyen a la época cumbre de su obra, ya sean portaladas (Sant Pere de Rodes, La Grasse) o trabajos complementarios a ellas (Friso de la portalada del Voló y dintel de Cabstany), tallas de capiteles en interiores de iglesias (casos de Sant Pere de Galligans o en Rieux-Minervois) o exteriores (capiteles y canecillos exteriores del ábside de Saint-Hilaire) y un sarcófago (Saint Papoul). Todo un repertorio variado de obras, algunas de la cuales permiten afirmar que aquí alcanzó el máximo grado artístico en su trabajo, como los casos del sarcófago del martirio de Sant Sernin de Sant Hilaire y la talla de la Vocación de San Pedro de la portalada de Sant Pere de Rodes, dos elementos en perfecto estado de conservación en los que se aprecian todos los detalles de su estilo. En Rodes encontramos que no todos los elementos recuperados de la portada se realizaron directamente por el maestro, aparecen otras "manos" en la labra del agnus dei, ejecutada posiblemente por todo un grupo de escultores que trabajarían a sus órdenes. Otras piezas desperdigadas del cenobio ampurdanés dan una idea de la obra maestra que se podría haber realizado en el monasterio, como la perdida figura del amortajado Lázaro o la cabeza enorme conservada en el museo inglés de Cambridge. En la ciudad de Girona, en el monasterio de Sant Pere de Galligans, vemos al escultor realizando los capiteles interiores cercanos a la cabecera de la iglesia abacial, en la que se pueden encontrar de nuevo otras manos complementarias que completarían el trabajo del taller, pero que sin duda trabajaban bajo la supervisión técnica y artística del Maestro. En Rieux-Minervois tenemos capiteles suyos en el interior de la iglesia con escenas diversas, una de las cuales es recurrente en otros lugares, como la asunción de la virgen. En Saint Papoul, se realizó toda la coronación exterior de los ábsides, en los que se conservan algunos capiteles y canecillos, éstos últimos repetidos en o copiados de los realizados en la portalada del Voló, donde los rostros masculinos con bigote aparecen idénticos. Uno de los capiteles de Saint Papoul, con la escena de Daniel en el foso de los leones, se repite también en uno de los capiteles interiores de Sant Antimo, en Italia. En el Voló, de nuevo retoma temas o escenas que aparecen en otros lugares, como la asunción de la virgen o el baño del niño Jesús, ésta última escena perteneciente a un texto apócrifo oriental y que también queda reflejada en el fuste de columna italiano de San Giovanni in Sugana. En la abadía de Lagrasse, restos de decoración de arquivoltas y alguna figura perteneciente a ella apuntan claramente al estilo de su taller. En Cabestany tenemos su magnífico dintel, ejemplo fundamental de su personal estilo, con la curiosa escena de Tomás y el cíngulo de Maria, o la escena preciosa de la asunción de ésta.

En Italia aparece su trabajo en dos lugares, ya mencionados arriba, en la abadía de Sant Antimo y en San Giovanni in Sugana, en la región de la Toscana, todos los trabajos pertenecientes a interiores en forma de capiteles y columnas. Y en Navarra, se le atribuye la realización de un dintel, conservado hoy en el museo The Cloisters en Nueva York, en el que se reflejan escenas de las tentaciones de Jesús, que pisa, al igual que en Cabestany, las criaturas malignas en forma de leones y víboras.

Todas estas indicaciones demuestran que realmente todas estas obras en lugares tan alejados entre si, mantienen una estrecha relación estilística, iconográfica y técnica, atribuida a la mente y la mano de una misma persona, y extendida por defecto a su taller, amante de la obra clásica tardo-romana y conocedor de textos apócrifos bizantinos, escultor itinerante, encargado de extender su estilo entre sus aprendices y colaboradores. Una relación monástica de su itinerario también permite intuir una estrecha relación con la orden benedictina, puesto que gran parte de las abadías en las que trabajó su cincel pertenecían a la orden, como son los casos de Sant Pere de Galligans, Sant Pere de Rodes, la abadía de Lagrasse, Abadía de Saint Hilari, la abadía de Saint Papoul y la abadía de Sant Antimo. La relación entre algunas de estas abadías es aun mas estrecha si cabe, como en el caso de Sant Pere de Galligans y Lagrasse, unidas en el año 1117 la primera subordinada a la segunda, o las dos abadías italianas, subordinadas también entre ellas, San Giovanni bajo el control y la supervisión de Sant Antimo.

4.-CRONOLOGÍA.

Resumen de f echas importantes en la obra del Maestro de Cabestany.

Un problema difícil de solucionar es la cronología de la actividad del Maestro, que debería establecer el lugar concreto de su formación, y de su evolución a lo largo del tiempo y del espacio. Se conoce los lugares en los que ha trabajado, pero no desde donde llegó ni hacia donde se dirigió después.


Relieve de la vocación de San Pedro, de Rodes.

Debido a que se trata de obras con marcado carácter clásico, fue fácil proponer inicialmente la Toscana Italiana como origen de la obra cabestaniana, pero la verdad es que de allí tan solo se conocen dos obras, estilísticamente y iconográficamente aisladas. La primera, la figura de Daniel en el foso de los leones de un capitel de Sant Antimo, que presenta un influencia tolosana por contar con hojas en las esquinas de los capiteles, y la segunda, la columna de San Giovanni in Sugana, que representa escenas de la infancia de Jesús, desde la anunciación hasta el baño del niño, tema totalmente ajeno al repertorio románico italiano. Aun así, si que se puede observar un cierto aire "italianizante" en algunas de sus otras obras, atestiguando una relación o conocimiento del país, al menos a nivel iconográfico, como en el tímpano de Cabestany, donde aparece la Santa Cinta que la ciudad de Prato, en Italia, conserva como reliquia, y también a nivel arquitectónico, como en la estructura de la portalada del Voló, de carácter mas clásico, donde se quiere interpretar una influencia de la portalada de la catedral de Volterra (aunque no esta muy claro por nuestra parte si el proyecto de la portalada corresponde al ingenio del Maestro de Cabestany, o tan solo participó como artífice del friso superior). El mencionado cíngulo de Prato llegó a Italia como reliquia en 1142 y hasta el 1173 no consta ningún tipo de culto dedicado a él, por lo que la obra cabestaniana que le hace referencia se puede situar pues, a partir del año 1150.

Todo lo comentado anteriormente no aclara de ningún modo la posible ascendencia italiana, hay que buscar otros posibles orígenes a la obra del Maestro. Una nueva teoría ha sido planteada y que apunta a un posible origen en la ciudad de Girona, al nordeste de Cataluña, donde pudo haber recibido la influencia clásica de los sarcófagos paleocristianos del siglo IV existentes en la ciudad (encontrados en la catedral de Sant Feliu). Se fundamenta en que algunos de los capiteles de la cabecera de la iglesia de Sant Pere de Galligans, en Girona también, son atribuidos a su obra y se conoce que la fecha de consagración de la misma, en concreto al año 1131, entendiendo que para entonces esa parte del edificio debería estar terminada. Así, el Maestro de Cabestany se habría formado en la ciudad de Girona, impregnándose del estilo clasicista de los restos de escultura paleocristiana y tardo romana existente en la ciudad, para iniciar su carrera encargándose de la realización de los capiteles de la cabecera de Galligans, que debían estar listos para la consagración del templo. El problema de esta teoría, es que adelanta mucho el inicio del periodo artístico del Maestro, planteándose la duda cuando se piensa que para la realización de la obra en Galligans, el estilo del Maestra estaba ya claramente definido y que existiría a su alrededor todo un taller de discípulos, para lo cual serían necesarios algunos años previos como maestro de obras. Este problema lo veremos en cuanto pongamos fecha a algunas de sus otras obras mas tardías.

La portalada de Santa Maria de Voló puede situarse de manera directa en el tiempo, aunque la cuestión tampoco está exenta de suposiciones y dudas. En la construcción de dicha portalada intervinieron al menos dos maestros o talleres distintos, uno de ellos nuestro Maestro de Cabestany, que realizó el friso que corona el conjunto, y el otro el taller , el que trabajó o que derivó del taller de Serrabona y cuixà y que elaboró los capiteles del claustro de Elna, y que presumiblemente realizó el resto de la portalada del Voló, incluidos los capiteles. Esta última afirmación es totalmente gratuita, aunque sea aceptada por algunos autores, ya que no hay nada que nos indique que la estructura del conjunto de la portalada sea idea de uno o de otro taller, pudiendo ser proyectada por cualquiera de los dos. Se conoce hoy en día los años en los que se elaboraron los capiteles de Elna, entre el 1175 y el 1186, por lo que la construcción de la portalada, y por tanto el paso del Maestro por el Voló, correspondería mas o menos a estas fechas.


Frontal del sarcófago de Saint Hilaire.

Viajemos ahora un poco hacia el norte, hacia la abadía de Lagrasse, cerca de Carbona, en la que también quedan restos de una portalada esculpida y trabajada por las manos del Maestro. Una de las piezas lleva una inscripción perfectamente legible que reza en nombre de "Rotbertvs", es decir, uno de los abades de la comunidad que la dirigió durante los años 1161 y 1167 (no existe ningún otro Rotbertvs en la centuria). El periodo casa perfectamente con el resto de trabajos del Maestro, por lo que es de suponer que el nombre se refiere al promotor de la obra como abad del monasterio.

Vayamos ahora al otro lado del Pirineo, hasta el monasterio de Sant Pere de Rodes, en la costa gironina. Aquí se ha encontrado otra pista escrita, no en ningún bloque ni piedra trabajada, si no en el testamente de Ramón Berenguer IV, quien dejó una suma monetaria para la reparación de unos destrozos ocasionados por sus tropas en el cenobio benedictino en plena batalla contra el conde de Rosellón y en fecha indeterminada, pero antes de su muerte en el 1162. Dicha reparación debería efectuarse con carácter de urgencia antes del año santo o jubileo de Rodes, fechada para el 1163, por lo que durante ese tiempo debería haberse construido la portalada y por tanto en ese tiempo ando trabajando el Maestro por aquellos lugares.

Las obras italianas quedan indeterminadas, no hay ningún elemento que directa o indirectamente sitúe temporalmente la ejecución de las mismas. Lo mismo nos pasa con el trabajo navarro y el languedociano (Saint Paopul y Saint Hilaire).

En San Giovanni in Sugana se encuentra un espectacular fuste de columna elaborado por él, en el que siguiendo el sentido de lectura empezando por la parte superior vemos las siguientes escenas: la Natividad, el Baño del niño, la anunciación a los pastores y la Anunciación.


Distintas vistas del fuste de columna de San Giovanni in Sugana (Italia).

 

El problema al que nos referimos anteriormente con la supuesta iniciación artística en los años 30-40 en Girona supone que se prolongue bastante el periodo "laborable" de nuestro escultor. Si la obra más tardía la fechamos alrededor del año 1175, o como mucho el 1185, supone un periodo de unos 45-55 años entre el primero y el último trabajo. Podría ser válida siempre y cuando estas obras extremas, Galligans y el Voló, fueran realizadas a principios y a finales de la vida artística del Maestro.

 

5.-SUS OBRAS

5.1 Sant Pere de Rodes

5.2 Sant Pere de Galligans

5.3 Cabestany

5.4 El Voló

5.5 Saint Papoul

5.6 Saint Hilaire

5.7 Rieux-Minervois

5.8 La Grasse

5.9 Errondo. Navarra

5.10 Italia. Sant Antimo.

5.11 Italia. San Giovanni in Sugana.

6. RESUMEN / GUIA DE LOS ELEMENTOS CLASIFICADOS COMO PERTENECIENTES AL MAESTRO DE CABESTANY

En la siguiente tabla he intentado resumir al máximo el origen, tipo y situación actual de todos los elementos encontrados hasta la fecha y atribuidos al Maestro de Cabestany. De algunas (muchas) piezas aun no os podemos ofrecer imágenes, pero en cuanto las obtengamos las actualizaremos desde estos enlaces.

Procede de Pieza Tipo Situación
       
Sant Pere de Rodes Restos del marco en la esquina inferior izquierda Original In-situ en el monasterio
Sant Pere de Rodes Relieve del Agnus Dei Original Museo Frederic Marés de Barcelona
Sant Pere de Rodes Relieve del Agnus Dei Réplica Galiela del Monasterio
Sant Pere de Rodes Relieve de la Vocación de San Pedro Original Museo Frederic Marés de Barcelona
Sant Pere de Rodes Relieve de la Vocación de San Pedro Réplica Galilea del Monasterio
Sant Pere de Rodes Talla. Cabeza masculina Original Museo del Castillo de Peralada
Sant Pere de Rodes Varios fragmentos Original Perdido
Sant Pere de Rodes Talla. Cruz de llançà Original Repartido en varios lugares
Sant Pere de Rodes Relieve. Hombre de perfil Original Museo Frederic Marés de Barcelona
Sant Pere de Rodes Talla. Representación de Lázaro Original Perdido
Sant Pere de Rodes Talla. Dextera Domini Original Rectoría de Port de la Selva
Sant Pere de Rodes Fragmentos varios Originales Casas de Selva de Mar
Sant Pere de Rodes Capiteles varios Originales Fitzwilliam Museum, en Worcester
Sant Pere de Galligans 5 capiteles Original In-situ en el monasterio
Cabestany Dintel Original Capilla norte de Notre-dame des Anges, en Cabestany
El Voló Friso Original In-situ en la iglesia del Voló
Saint Papoul 5 capiteles Original In-situ en el monasterio
Saint Papoul 18 canecillos Original In-situ en el monasterio
Saint Hilaire Sarcófago Original Capilla sur en el monasterio
Rieux-minervois 14 capiteles Original In-situ en la iglesia
La Grasse 8 dovelas da una arquivolta Original Museo del monasterio
La Grasse 2 capiteles Original Museo del monasterio
Errondo dintel Original Museo "The Cloisters" Nueva York
Sant Antimo 2 capiteles Original In-situ en el monasterio
San Giovani in Sugana Fuste de columna Original Museo del monasterio
Desconocido Fuste de columna Original Museu de l'empordà. Figueres
Desconocido Imposta (posiblemente procedente de la catedral románica) Original Museu d'art de Girona
Desconocido 2 capiteles Original Museo arqueológico de Narbona
Encamp 2 capiteles Elaboración por un taller imitador In-situ en el monasterio
Sant Esteve d'en Bas Capitel Elaboración por un taller imitador In-situ en el monasterio

7. BIBLIOGRAFÍA Y REFERÉNCIAS

Bibliografía específica sobre el Maestro de Cabestany:
  • DURLIAT, Marcel. "Serie España románica, volumen 13. El rosellón" textos de Marcel Curial / Fotografías de Zodiaque. 1986 Ediciones Zodiaque.
  • NOUGARET, Jean. "Languedoc roman, le languedoc Méditerranéen" 1975. Ed. Zodiaque, le nuit des temps.
  • DURLIAT, Marcel. "El arte románico"
  • DURLIAT, Marcel. "El rosellón románico"
  • DALMASES, Nuria de / JOSÉ i Ptarch, Antoni. "HISTÓRIA DE L'ART CATALÁ I, sIX.XII. Els inicis de i l'art románic". Edicions 62.

 

Volver a arriba

Visitas a romanicocatalan.com
Contador de visitas
Visitas a romanicoaragones.com
Usuarios On-line:

® www.romanicocatalan.com - Javier Tosca Borras
Optimización 1024x768