__

Santa Maria de Ripoll

Página 1 de 5 / Siguiente >>

FICHA RESUMEN
Monumento: Monestir de Santa María de Ripoll
Localidad: Ripoll (el Ripollés)
 
a
Descripción: Antiguo monasterio benedictino del siglo IX del que solo nos quedan su iglesia rehabilitado de 5 naves y 7 ábsides y su claustro de dos plantas, con una de las galerías de origen románico. Magnífica portalada esculpida.
a
Elementos destacados : Portalada, capiteles del claustro.
Visita:
a
Planos: planta , alzado galeria sur
Enlaces específicos
Bibliografía específica

Plano interactivo de situación. Ampliar 

 

01
01. Vista general de la fachada principal, desde el lado Sur.

UN POCO DE HISTORIA.


06. Exterior del transepto

07. Vista exterior del crucero

08. Detalle absidiolas

El monasterio benedictino de Santa Maria de Ripoll se funda en el año 879 por orden y deseo del conde de Barcelona, Urgell y La Cerdaña, Guifré 'el pilós' (Wilfredo 'el belloso') para ayudar a la reorganización del valle pirenaico de Ripoll, poco poblado en esos tiempos tras su reciente conquista por el imperio carolingio. Se inician los trabajos de construcción del monasterio y el día 20 de abril de 888 se consagra por primera vez la iglesia, posiblemente el único edificio construido entonces, estando presentes Gotmar, obispo de Girona, el mismo conde Guifré y su hijo Radulf, destinado a ser su primer abad.


02. Vista del cimborio

03. Campanarios

04. Campanarios

05. Campanario sur

Durante el siglo X se realizan varias remodelaciones de la iglesia que se llega a consagrar en 2 ocasiones más, el 25 de junio de 935 y otra vez en el año 977. Poco a poco, el monasterio crece y se convierte en un importante foco cultural gracias a su escritorio, y a la cercana situación del monasterio con el mundo musulmán y mozárabe, que le permitió disponer de un gran numero de códices mozárabes, musulmanes y visigodos, siendo uno de los mas ricos en la pertenencia de este tipo de libros. Durante los siglos IX, X, XI y XII el monasterio se convierte además en panteón de la casa de los condes de Barcelona, muchos de los cuales reposan en su interior.

Ya a principios del siglo XI y bajo la tutela del Abad Oliba se realiza la cuarta y última consagración en el año 1032, tras la definitiva redistribución de las dependencias del cenobio, aumentandose el número de recintos y edificios. A la muerte del Abad y tras algunos problemas disciplinarios de los monjes reclusos, el conde de Besalú, Bernat II, une el monasterio de Ripoll con el de Sant Víctor de Marsella, con el objetivo de poner orden a los conflictos del monasterio catalán. La unió de Ripoll con el cenobio provenzal se prolongó hasta el año 1169.

Se construye la magnífica portalada románica alrededor del año 1150 y el claustro inferior se empieza en 1180, en estilo plenamente románico. La segunda planta del claustro no se construye hasta entrado el siglo XVI, momento a partir del cual, el monasterio entra en un periodo de decadencia que terminara en el siglo XIX con la desamortización y la ruina casi total del monasterio.

A finales del mismo siglo XIX, se restaura el monasterio gracias a los trabajos de Elias Rogent, que recompone a su manera la estructura de la basílica y del claustro, dejando únicamente como elementos originales del recinto la planta del claustro, la cabecera del templo y la portalada.

EXTERIOR.

Del conjunto monástico de Santa Maria de Ripoll, hoy en día tan solo queda en pie y tras su remodelación del siglo XIX la grandiosa basílica y el claustro, totalmente reconstruidos ámbos en el año 1886, y también el edificio que constituía la residencia del vicario, hoy en día ayuntamiento de la población y situado a escasos metros de éste, a la derecha de la entrada principal.

La estricta organización monástica quedaba, en Ripoll, ligeramente desfasada ya que se ordenaban las distintas dependencias de manera un tanto anárquica e irregular, entorno a 2 patios o plazas que no llegaban a ser verdaderas articulaciones espaciales del conjunto, sino mas bien espacios residuales aprovechados como zonas de circulación interna. Los huertos y los prados aparecían intercalados entre las distintas edificaciones.

La fachada principal del conjunto se compone de la parte central que corresponde al frontal de la nave central y aparecen a ambos laterales cada uno de los dos campanarios. Todo el bloque inferior se encuentra oculto por el atrio arqueado construidos en el siglo XVI con la finalidad de preservar la portalada de entrada y sus esculturas.

De los dos campanarios existentes, tan solo uno (el Norte y mas pequeño) es original. El otro se derrumbó tras un terremoto en el siglo XV y fue reconstruido por Rogent en el XIX tomando como modelo el campanario del cercano monasterio de Sant Martí del Canigó, en el Conflent francés. Bajo la coronación del campanario, en el techo del último piso aparece un friso de arcos y abajo 2 ventanas en cada cara de dimensiones crecientes. Supuestamente, la cubierta era a 4 vertientes y no debería tener mas de 3 plantas en total, tal como se puede apreciar en el campanario norte original.

Por la parte posterior se pueden apreciar los muros primitivos en los ábsides, de aspecto rústico. Estos están decorados mediante motivos lombardos (debido a la restauración) y lesenas verticales probablemente tampoco originales. Las absidiolas son mas sencillas y tan solo presentan arcos en la parte superior. Las ventanas que aparecen son simples, formando doble nivel  en el ábside central mediante una fila de ventanas dobles. Sobre los ábsides, la pared que cierra el crucero, queda decorada mediante ventanas ciegas simples con arco de medio punto.

El muro de cierre del transepto se decoran mediante 7 arcos ciegos alargados en progresión. Se aprecia desde este punto la vertiente a dos aguas de la cubierta del transepto. Exteriormente, el cimborio octogonal mantiene la decoración aplicada por Rogent, arcos ciegos y ventanas sencillas con arco de medio punto. En las esquinas, un pequeño saliente esconde en su interior las pechinas.

09. Vista exterior del cabecero del templo, con sus 7 ábsides 10. Vista exterior ábside 11. Detalle atrio

 


12. Interior del ábside

13. Interior del transepto

14. Detalle pechinas

15. Detalle pilar interior

INTERIOR

El estado actual de la basílica es el resultado de la restauración radical efectuada a finales del s XIX, una reconstrucción que no aporta datos destacables de la configuración inicial del monasterio ni de su iglesia, se cree que solo la cabecera de ésta mantiene la planta original. Se compone de 5 naves, cubierta la central mediante una bóveda de cañón continua ligeramente rebajada . El cuerpo de las 5 naves consta de 7 tramos cada una, rematadas en la cabecera con un monumental transepto, cubierto también con bóveda de cañón. Aquí se abren los 7 ábsides, el central de grandes dimensiones y los restantes de menor magnitud.

En la intersección entre la nave central y el transepto se sitúa una cúpula, coronada exteriormente con el cimborio octogonal copiado del de Sant Jaume de Frontañá. En los extremos del transepto aparecen dos arcos bajo los que se alojan los sepulcros de los condes de Barcelona Guifré el Pilos en el izquierdo y de Ramón Berenguer III en el derecho.

La puerta de la iglesia da a la fachada de poniente protegida dentro de un atrio con grandes arcadas, como ya se ha dicho muy tardío, y que está ornamentado por el grandioso y magnífico conjunto de la portalada (la veremos mas adelante) concebida como un gran arco triunfal y que se superpone a la fachada original del s XI, donde probablemente debería abrirse antiguamente una sencilla puerta bajo un arco de medio punto.

16. Vista interior de la nave principal 17. Vista interior nave lateral

 

 

 

 

Volver a arriba / Siguiente >>

Visitas a romanicocatalan.com
hit counter for tumblr
® www.romanicocatalan.com